7 Costos Que los Propietarios De Inmuebles Deben Pagar

Adquirir una residencia no implica únicamente abonar una hipoteca mensualmente, existen costos asociados a tu propiedad que, como dueño, tendrás que costear. Si es tu primera vivienda y te sientes algo perdido, es normal que surjan incertidumbres acerca de los gastos que deberás afrontar como propietario.

Además de los básicos, como el pago del préstamo hipotecario, el suministro de agua o electricidad, habrá otros gastos de los cuales no siempre somos conscientes al principio. Para despejar tus dudas, en este artículo te informamos acerca de los costos que deberás asumir al tener una vivienda en propiedad. ¡Comencemos!

7 costos que los propietarios de inmuebles deben pagar

1- La hipoteca

Este es el gasto fijo más alto que los titulares de una vivienda deben afrontar. Para que te hagas una idea, en España, el préstamo promedio contratado en el pasado mes de septiembre ascendió a 143,831 euros, con un plazo de amortización de 25 años, lo cual significa que la cuota mensual de hipoteca ronda los 575 euros al mes, teniendo en cuenta un interés promedio del 1.5%.

Aunque se trata de un gasto considerable, si el préstamo se comparte entre dos titulares, el monto que cada uno debe pagar se reduce. Ten en cuenta que lo recomendable es destinar no más del 35% de los ingresos del hogar al pago de la hipoteca.

2- El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

El IBI es un impuesto regulado por cada Ayuntamiento, por lo que el monto a pagar varía según el lugar de residencia. Este costo debe ser cubierto por los propietarios de viviendas, así como también por los dueños de garajes o locales.

En España, el valor del IBI oscila entre el 0.4% y el 1.3% del valor catastral de la vivienda. Por ejemplo, en las capitales de provincia, los pagos más altos para una vivienda con un valor catastral de 80,000 euros serían: Lérida (774 euros), Tarragona (762 euros), Gerona (746 euros) o Melilla (640 euros), mientras que los pagos más bajos corresponden a San Sebastián (147 euros), Bilbao (153 euros) o Vitoria (258 euros).

3- Los gastos de la comunidad y las derramas

A menos que tu vivienda sea unifamiliar o independiente, deberás costear los gastos de la comunidad por el uso de las áreas comunes. El precio varía según la comunidad de vecinos, aunque por lo general, los propietarios pagan una parte proporcional en función de la superficie de su inmueble. Los gastos de la comunidad incluyen servicios como la electricidad en las zonas comunes, el agua, el seguro, el mantenimiento del ascensor o el servicio de limpieza y conserjería. Además, si se aprueban derramas para realizar obras o reparaciones en la fachada, los costos de la cuota de la comunidad pueden aumentar significativamente.

En España, el gasto promedio de la comunidad es de aproximadamente 50 euros al mes.

4- El seguro de vivienda

Para estar protegido ante eventualidades, las viviendas requieren la contratación de un seguro que cubra robos, incendios, inundaciones, entre otros. El precio del seguro depende de varios factores, como la cobertura, la compañía elegida y las características de tu vivienda. En términos generales, el costo promedio de una póliza de seguro de vivienda es de alrededor de 250 euros al año, según la Organización de Consumidores y Usuarios.

5- Tasa de residuos

La tasa de residuos, junto con el IBI, es otro de los costos municipales que deben pagar los propietarios de viviendas. Se trata de un pago que realiza el Ayuntamiento para cubrir los gastos del servicio de recolección de basura.

Casi todas las grandes ciudades y capitales de provincia en España aplican este costo a los propietarios de inmuebles, aunque no todos pagan lo mismo. Por ejemplo, si eres propietario de una vivienda de 95 metros cuadrados, en Barcelona pagarías 150 euros al año, mientras que en Alicante pagarías solo 30 euros al año.

6- Gastos de mantenimiento

A diferencia de los inquilinos de viviendas en alquiler, los propietarios son responsables de pagar los gastos de mantenimiento de su propiedad. Es común tener que renovar electrodomésticos después de cierto tiempo de uso, así como reparar averías y desperfectos, por lo que contar con un buen seguro de vivienda que cubra los daños es muy importante.

Se recomienda tener un fondo de emergencia para posibles averías o reparaciones en el hogar, además de disponer de un buen seguro de vivienda.

7- Gastos varios: servicios públicos e Internet

Estos gastos también se deben pagar como inquilino, pero no está de más recordarlos. Deberás añadir a tu presupuesto mensual de gastos del hogar todos los servicios básicos:

  • Factura eléctrica
  • Factura de agua
  • Factura de gas
  • Factura de teléfono e Internet
  • Suscripciones a servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime
  • Sistema de seguridad (alarma)
  • Servicio de limpieza
  • Seguro de salud

A esta lista deberás añadir o eliminar aquellos servicios que utilices o dejes de utilizar, pero al ser gastos recurrentes, conocidos como «gastos hormiga», podrán agotar tus recursos si no sabes establecer límites en los servicios que contratas. Nuestro consejo es que contrates solo aquellos servicios que realmente necesites y siempre compares opciones para obtener las mejores ofertas.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar